Menu

Blog

Publicado el 05 Oct. 18

Las palabras orgánico y natural en productos de belleza deben sonarte familiares, puesto que ya, hace un tiempo, los cosméticos naturales y sustentables se están convirtiendo en una tendencia.

Pero, independiente de si es bueno o malo, sano o dañino... ¿lo ”orgánico” o “natural” significa algo para ti? ¿Son realmente los productos orgánicos lo que dicen ser, y sobre todo, existe algún beneficio al usarlos?

Nuestra respuesta es que sí, por supuesto. Hay bastantes puntos a favor de usar este tipo de productos para el cabello. Si quieres un cabello sano y hermoso, creemos firmemente que esto es lo que necesitas.

En este post, te traemos junto a 2x3, un poco de la verdad sobre los productos tradicionales para el cabello y los beneficios de los orgánicos.

 

Un pequeño detalle que quizás no sabías de tu shampoo

La verdad es que los shampoos y acondicionadores contienen químicos sintéticos que son perjudiciales para tu piel y salud en general. Esa esencia celestial y espumosa que enjabona tu cabello en realidad contiene muchos ingredientes perjudiciales como sulfato, alcohol, silicona, parabenos e incluso restos de anticongelante. Al final de este artículo, encontrarás una lista de ingredientes que debes evitar cuando estés comprando shampoo y acondicionador.

Importante: no confíes en un producto solo porque diga que es “orgánico”, “natural” o “bio”, puesto que no todos están hechos de la misma manera y algunas veces son estrategias de mercadeo que buscan atraparte y que termines comprándolos. Asegúrate de leer los ingredientes en la parte de atrás para que sepas realmente qué estás comprando.

 

¿Qué tan diferente es un shampoo natural y cómo funciona?

Bueno, los shampoos orgánicos o naturales simplemente no tienen los químicos presentes en los shampoos tradicionales. Ellos contienen ingredientes naturales como proteínas, aceites esenciales, vitaminas, extractos de frutas y muchas otras sustancias beneficiosas. Estos ingredientes son increíbles para tu cabello por sí solos. Los shampoos naturales tampoco poseen ingredientes LSS (Lauril de Sulfato de Sodio), lo que significa que no enjabonan tanto. No te preocupes, esto no significa que no limpien bien tu cabello. Simplemente date una enjuagada extra y tu cabello estará tan limpio y brillante como nunca.


5 razones por las que debes escoger productos orgánicos

  1. A diferencia de los shampoos tradicionales, no irritan ni secan tu cuero cabelludo, puesto que son suaves y sutiles.
  2. Carecen de químicos, por lo que tu cabello no terminará dañado ni reseco.
  3. ¿Tienes el cabello pintado? Los shampoos orgánicos son seguros para ti porque no decoloran y en realidad pueden hacerte ver más radiante.
  4. Todos los nutrientes, vitaminas y aceites contenidos en los shampoos naturales proveerán todo lo que tu cabello necesita, haciéndolo saludable y hermoso.
  5. Son completamente seguros de usar, por lo que no debes preocuparte de estar usando químicos perjudiciales para tu cuerpo y piel.



¿Qué evitar cuando estés comprando tus productos para el cabello?

Aquí una lista de los ingredientes que te aconsejamos evitar:

  • PARABENOS
  • PHTHALATES
  • PEGS
  • FORMALDEHYDE
  • SODIUM LAURETH SULFATE
  • DEA
  • TEA
  • MIT
  • 1,4 DIOXANE
  • PETROLATUM (mineral oil)
  • TRICLOSAN
  • TOLUENE
  • PHENYLENEDYAMINE (PPD)
  • COAL TAR
  • TALC
  • ALUMINIUM CLOROHYDRATE
  • ARTIFICIAL SINTETIC COLORS (FD&C)
  • SYNTETIC SUNSCREEN
  • FRANGANCE, PARFUM, PERFUM
  • AMONIACO

Y recuerda… entre menos ingredientes… mejor!

 

 


Comentarios
0
  • Publicado el 19 Abr. 18

    Gabriela Sebastián, estilista de TQV, comenzó a decolorar su pelo hace casi un año. Aquí nos cuenta cómo fue ese proceso y nos da algunos tips para cuidar un pelo decolorado a su máxima claridad.

    ¿Qué procedimiento y productos usaste para lograr una decoloración a platinado?

    Para lograr el platinado que quería, decoloré mi pelo en dos sesiones y esperé tres semanas entre cada procedimiento para no dañarlo demasiado. Para lograr una decoloración pareja sin dejar mi pelo full deshidratado, usé el decolorante de la línea A New Color de Dávines, que no tiene amoníaco. Además en las tres semanas que esperé para la segunda deco, me apliqué tratamientos capilares en varias ocasiones para que mi pelo se mantuviera sano e hidratado.

    ¿Qué tratamientos capilares usaste para mantener tu pelo sano y con cuánta frecuencia?

    Depués de la segunda deco me seguí haciendo tratamientos en mi pelo una vez a la semana. Para esto alterné la aplicación de la mascarilla de fijación de Surya Brasil con masajes de aceites escenciales principalmente coco y argán y también usé manteca de karité que fue muy útil para decolverle el brillo y la suavidad a mi pelo.

    ¿Usaste algún tratamiento de reestructuración con proteínas?

    Tengo un pequeño secreto con respecto a tratamientos que agregan proteína a tu pelo. Cada dos o tres semanas aplico gelatina sin sabor en mi pelo. Lo dejo por unos 10 minutos y luego enjuago. El pelo queda brillante y sellado. Es una muy buena manera de reestructurar pelos dañados o trabajados químicamente.

    ¿Qué tipo de shampoo recomiendas para quienes decoloran su pelo?

    El shampoo que me sirvió mucho fue el Color Protect de OWAY. Este shampoo no barre prácticamente nada el color. Lo cual era super importante sobre todo cuando empecé a ponerme colores de fantasía.

    ¿Qué color de fantasía usaste y cómo lo mantuviste?

    Usé el tono rosado por algunos meses. Tenía que hacerme baños de color cada 15 días para mantener el color… que es lo que dura más o menos un color de fantasía sin amoníaco. Pero para mantener un platinado, recomiendo mejor usar un shampoo con todo silver una o dos veces a la semana para no tener que teñirlo constantemente.

    ¿Cómo lo hiciste para mantener tu decoloración durante este tiempo?

    Durante todos estos meses repasé mis raíces cada 4 semanas, tratando de no tocar el resto del pelo. Pero como hace tres meses dejé de hacerlo para ir volviendo a mi pelo natural de a poco.

    ¿De qué manera crees que podrás lograr volver a tu pelo original?

    Luego de dejar mis raíces crecer me hice solo visos de raíz y me corté un poco las puntas. Mi idea es ir haciendo coloraciones cada vez menos agresivas en la raíz al mismo tiempo que voy cortando lo que está decolorado hasta que llegue a un límite en que solo tenga que teñir de un solo color lo que queda. Pero por ahora mi idea es no intervenir químicamente la parte que ya está platinada.

    ¿Algún consejo que quieras agregar?

    Después de cualquier decoloración, con o sin amoníaco, es muy probable que el pelo se seque mucho pasado varios meses. También puede suceder que se caiga o quiebre más de lo normal. Por eso, recomiendo evitar el uso de secador y plancha lo más que se pueda y nunca dejar de hacer tratamientos para nutrirlo y humectarlo, a pesar de que haya pasado un buen tiempo luego de la decoloración.


    Comentarios
    0
  • Publicado el 13 Mar. 18

    Venimos saliendo (aunque aún ni tanto) de la época más calurosa del año y en la cual nuestro pelo se enfrenta a sus peores enemigos: sol, mar, cloro, arena, viento, etc. Para muchas es este el minuto en que el pelo les grita “ayuda!” y es normal que nos vengan a consultar qué pueden hacer para recuperar su brillo y suavidad sin tener que cortar varios centímetros de largo.

     Para entender nuestro pelo y poder ayudarlo, es necesario saber realmente cuál es el problema y determinar si está deshidratado o está desnutrido. Y esto es importante ya que este diagnóstico será fundamental para dar una solución acertada.

     ¿Cómo saberlo?

     Un pelo deshidratado está seco por la falta de agua. Esto lo ocasionan generalmente los procesos químico, la excesiva exposición al sol, el mal uso de secadores y/o planchas. Los pelos secos son opacos, ásperos y suelen tener mucho freeze. Para sanar un pelo seco es necesario:

    - cortar puntas.

    - usar un shampoo sin sulfatos ni exceso de sodio.

    - usar un acondicionador o crema de peinado después del shampoo.

    - usar un producto finalizador sin silicona (ideal aceite de argán).

    - hacer tratamientos cada dos semanas con aceite coco u oliva.

    - tomar mucha pero mucho agua para cuidar al mismo tiempo de nuestra piel.

     Un pelo desnutrido se encuentra con falta de proteína (keratina) en su corteza. Esto es consecuencia de un exceso de sequedad del pelo, una mala alimentación y el exceso de procesos químicos agresivos como la decoloración. Un pelo desnutrido es un pelo seco, con las puntas evidentemente abiertas, sin movimiento ni brillo. Para sanar un pelo desnutrido es necesario:

    - hidratarlo nuevamente (con las mismas medidas vistas para un pelo deshidratado).

    - hacer un tratamiento en base a keratina natural u otra proteína. Para hacerlo más efectivo, es ideal tener este masaje por más de 20min en el pelo y usar calor (si el producto lo indica). Si el pelo está muy dañado, se recomienda hacer este tipo de tratamientos una vez al mes o cada tres semanas hasta que el pelo recupere su elasticidad.

     

    Test de pelo

     Una manera muy efectiva de distinguir entre un pelo deshidratado y un pelo desnutrido es hacer un test de pelo.

     Toma tres o cuatro hebras capilares humedecidas. Apoya un dedo sujetando estas hebras sobre tu pelo cabelludo y estira con tu otra mano hasta donde el pelo te lo permita sin cortarse. Si sientes que el pelo logra “alargarse” y luego volver a su forma original, es un pelo sano.

     Si las hebras están muy tiesas y no se estiran, quiere decir que el pelo está seco.

     Si por el contrario, las hebras tomadas se estiran demasiado (como un chicle) y luego vuelven y se quedan curvas o definitivamente se cortan, significa que es pelo necesita proteína.


    Comentarios
    0
  • Publicado el 14 Sep. 17

    Hay quienes la aman y quienes la odian, porque sin duda la primavera es una de las estaciones que trae más cambios corporales con ella. No es de extrañarse el empezar a sentirse más cansados en esta época del año, tener cambios hormonales y para qué decir los que sufren de alergias. Además, para más remate también es común que durante estos meses aumente la caída del pelo.

     Sin embargo, existen diferentes tips para que nuestro cabello no sufra las consecuencias de esta exuberante estación y lo podamos mantener bonito y sano:

     1- Alimentarse bien: una dieta equilibrada siempre hará que el pelo crezca con más fuerza.

    2- Hidratarse: toma mucho agua para que tu pelo y tu piel se mantengan hidratados.

    3- Tomar vitaminas: sólo si es necesario e ideal si lo consultas antes con un doctor antes.

    4- Usar el shampoo adecuado para tu pelo: conocer tu pelo y tu piel es esencial para usar el shampoo que dará un equilibrio entre sequedad y grasitud y le aportará los nutrientes indicados para que estén sanos. Nuestra recomendación es, si no padeces de una condición anómala (demasiado graso o demasiado seco), lo mejor que usar un shampoo neutro y lo más natural posible.

    5- Hacer masajes de hidratación: mínimo cada dos semanas con una máscara capilar especial o con aceites 100% naturales.

    6- Tapar el pelo con sombreros o recogerlo con un moño o trenza: para protegerlo de los rayos solares, especialmente si está teñido.

    7- Hidratar y calmar el cuero cabelludo: si sufres de alergia y tu piel se pone hipersensible en esta época, puedes calmarla con masajes con aloe vera, manzanilla o agua de rosas.

    8- Cortar las puntas: busca la luna que te favorezca (nueva o creciente) y deshecha ese pelo que ya no tiene vuelta atrás.

    9- Tratar de usar menos herramientas con calor: aprovecha que hará más calorcito.

    10- Disfruta de esta estación que, a pesar de ser media molestosa, es sin duda la más linda de todas!


    Comentarios
    0
  • Publicado el 11 Jul. 17

    Corte de puntas, silicona para puntas, tratamiento para puntas partidas... puntas, puntas, puntas. Nunca se te había pasado por la cabeza que es mucho más importante cuidar de tu cuero cabelludo que de tus puntas??

    Digamos la verdad, las puntas son pelo muerto. Puedes hacer muchas cosas para tratar de que se mantengan sanas, pero una vez que se secan y parten, no quedará otra que cortarlas. Tiene mucho más sentido ponerle atención a la piel (viva!!) de donde nace nuestra fibra capilar, pues, si tenemos un cuero cabelludo sano, de seguro nuestro pelo crecerá mucho mejor, más rápido y más fuerte, lo que tendrá como resultado unas puntas de pelo más resistentes.

    Así que deja de mirarte las puntas y ten en cuenta estos tips:

    1. Por lo menos dos veces al año pídele a tu peluquer@ que te evalúe tu cuero cabelludo. Esto significa, revisar si tu piel en ese sector está muy grasa o muy seca, si presentas algún tipo de anomalía como alergias sectorizadas, irritaciones, caspa, soriasis, etc. Hasta puedes pedirle que revise si tienes algún lunar sospechoso. Conversa con él cómo puedes solucionar estos problemas en caso de que existan (algunas veces tendrás que ir al dermatólogo).

    2. Intenta cepillar tu pelo todos los días para activar las terminaciones sanguíneas que llegan a tu cabeza y de paso limpiar un poco la grasa que se acumula en el crecimiento. Si no te gusta mucho cepillarte, hazlo antes de lavarte el pelo.

    3. Usa el shampoo adecuado para tu tipo de piel. Nosotras recomendamos que ojalá sea 100% natural y enriquecido con principios activos.

    4. Si te decoloras el pelo, intenta probar estilos que no exijan teñir tu pelo desde la raíz, para que este químico no toque tu cuero cabelludo (aunque no tenga amoníaco).

    5. Si quieres ir más allá, puedes probar tratamientos que sean especiales para el cuero cabelludo como un detox de pelo o una exfoliación del cuero cabelludo (ver en servicios TQV).

    6. Recuerda que también es piel y una piel bastante expuesta (sobre todo en pelos delgados) por lo que tónicos como el agua de rosa o gels de aloe vera ayudarán calmarlo y a mantenerlo hidratado.

    7. También recomendamos el nuevo tratamiento de Lelikelén (venta en peluquería) que ayuda a fortalecer el cuero cabelludo y a demorar la caída del cabello gracias a los beneficios de la hoja de trébol rojo y el aloe vera.

    8. Por último, intenta consumir muchos antioxidantes... los cuales ayudan al retraso del envejecimiento de tu piel... y de paso, de tu cuero cabelludo también.

    (foto: Andrew Robles en Unplash)


    Comentarios
    0
  • Publicado el 20 Abr. 17

    Y se nos vino la temporada otoño/invierno; una estación donde al pelo hay que ponerlo entre los top ten de nuestra lista de prioridades, ya que venimos saliendo un periodo de mucho carrete para el pelo y ahora se nos vienen meses de muy poca luz… pero no por eso vamos a permitir sentirnos opacadas.

     Así es, de eso se trata el otoño, de pelos, de cortes, de teñidos, de masajes y lo que sea para enchular nuestra cabellera, anticipándose a esos días grises donde también queremos brillar. Por lo tanto, las recomendaciones para esta estación intermedia son:

     1. Un corte de puntas. Si aún no lo has hecho, a este ítem ponle un URGENTE! y destácalo con el color más fluorescente. Estamos hablando de un buen corte de puntas, no de esa repasada con las tijeritas del colegio. Al menos 4 centímetros es lo mínimo que tu pelo necesita después de esos desgastadores meses de verano. Se lo merece, no crees?

     2.Toma vitaminas. Puede que hayas notado más sequedad o hasta más caída del pelo últimamente. Bueno, al igual que los arbolitos, tu cuero cabelludo comenzará a botar lo que no sirve para más adelante hacer crecer lo nuevo, por lo tanto hay que apoyarlo con una buena dosis de vitaminas, antioxidantes y proteínas que de paso te ayudarán a tener más energía. 

     3. Un masaje nutritivo y de hidratación nunca está de más… date un gusto a mitad de la semana.

     4. Iluminación. Una vez que tu pelo ya esté reparado y sano, no es mala idea darle más brillo y luz por medio de unas babylights o una iluminación de contorno si eres un poco aprensiva con los cambios bruscos. A diferencia de lo que ocurre en verano, el color que des a tu pelo durará más y tendrá menos oxidación.

     5. Cambio de look. Y si te aburriste de ver la misma imagen todos los días frente al espejo, un cambio de look en 180º no andaría mal. Como ya dijimos, es el mejor periodo para darle un nuevo color a tu pelo... y si ya te convenciste con el color, por qué no darle también una nueva forma con un corte diferente, aprovechando que no habrán piscinas ni playas al acecho para deformar, inflar o desordenar tu nueva melena. 


    Comentarios
    0
  • Publicado el 13 Mar. 17

    Amamos la estación veraniega. Atardeceres largos, paseos a la playa, happy hours en la terraza, piqueros en la piscina, etc. Sin embargo, mientras nosotras nos mareamos con el festivo ambiente veraniego, nuestra cabellera suda la gota gorda… y no solo por el calor.

    El sol, el exceso de transpiración, el cloro de las piscinas y el agua con sal son algunos de los peores enemigos de nuestro amigo pelo. Es por ello que marzo y abril son meses en los que tenemos que darles un poco de cariño a nuestra cabeza para que no se sienta olvidada y nuestro cuero cabelludo comience a tomar fuerza nuevamente.

    Entre los ingredientes que más nos gustan en TQV para nuestros tratamientos capilares están los siguientes:

    Aceite de coco: hidratante máximo y antiséptico. Especial para aquellas que sufren de caspa o cueros cabelludos muy sensibles, con psoriasis o excesivamente secos. Con el aceite de coco te puedes hacer hasta un exfoliante con azúcar (o comprar el de Hugo&Debra Naturals) y masajear tu cabecita con él. Para el resto del pelo es fabuloso, lo deja brillante y suave. Lo importante es lavarlo bien luego de la aplicación porque puede dejar residuos… aunque no es tan terrible, se irán con el siguiente lavado.

    Aceite de Palta: ultra nutritivo para esos pelo que además de secos están muy porosos debido a tratamientos químicos (teñidos, alisados, etc). La palta nutre y devuelve la suavidad al pelo. Puedes comprar aceite de palta virgen o el tratamiento para medios y puntas de Pura (tienda online) que es más fácil de aplicar ya que viene en spray.

    Mantequilla de Karité: la manteca de karité es especial para pelos gruesos y resistentes. Esos pelos que cuesta hasta que se mojen completamente en la ducha. Con sus poderes ultra hidratantes y restauradores, el karité le devolverá la vida hasta la melena más impenetrable y rebelde. Especial para crespas crespas.

    Aceite de oliva: es el tratamiento más democrático… no solo porque lo encuentras en la cocina de cualquier hogar, sino porque sirve para todo tipo de cabellos. Da suavidad, hidrata y nutre el pelo. Lo único importante es que sea aceite virgen para no contaminar el ritual con otros ingredientes no gratos.

    Puedes pedir una hora a la peluquería (para regalonearte a ti también) o prepararlos en tu misma en tu casa… lo importante es que te hagas por lo menos dos veces al mes alguno de estos tratamientos para que tu pelo dejé atrás esos locos días de verano.


    Comentarios
    0


Trabaja con Nosotros

Haz tu práctica en TQV

Buscamos personas que quieran aprender del rubro. La práctica consiste en el trabajo de asistente de peluquera 5 días a las semana (se aceptan ajustes de horario por estudio o trabajo), con capacitaciones especiales en corte, color y peinado. Duración 3 meses.

Mándanos tus datos y CV!

Nombre

Telefono

E-mail

Cargo o Puesto

(Peso máx.: 2Mb)